20MINUTOS

Fuga de empresas

Como un goteo constante van añadiéndose empresas al éxodo provocado por el proceso independentista en Cataluña. Desde la celebración del referéndum ilegal del 1-O que acabó con la intervención de las fuerzas de seguridad del Estado, cientos de compañías —concretamente 691 hasta el 17 de octubre— han trasladado la sede social fuera de la región.

Esta es la lista de las empresas que ya han dejado Cataluña, en orden cronológico inverso.

Las que se han ido ya...

Pastas Gallo (17 de octubre). La empresa alimenticia mudó su domicilio social a Córdoba para "garantizar la seguridad jurídica y los intereses de nuestros consumidores, clientes, empleados y accionistas". La firma, que tienen más de 400 empleados, aseguró que necesita "operar en un ambiente de estabilidad". Tenía su sede en la localidad barcelonesa de Granollers, pero ahora se mida a la cordobesa de El Carpio, donde ya tiene una fábrica. Las otras dos se encuentran en la citada Granollers y en la también barcelonesa Esparreguera.

Bruixa d'Or (17 de octubre). La administración de lotería de Sort, famosa por la frecuencia en salir agraciada en los sorteos, también ha trasladado la sede desde la localidad leridana hacia Navarra. "Lo hago porque quiero mucho a Cataluña, pero soy español", ha dicho su propietario en el programa Espejo Público de Antena3. La Bruixa d'Or es la administración que más factura de España.

Codorniú (16 de octubre). La empresa vitivinícola mudó su domicilio social desde Barcelona hacia  La Rioja "ante la situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Cataluña y con el objetivo de garantizar los intereses de trabajadores y clientes". La compañía ha aclarado que se mantiene la estructura operativa de producción de todas sus bodegas, así como el total de sus empleados en sus actuales centros.

TAB Spain (16 de octubre). Trasladó su sede social en Barberà del Vallès (Barcelona) a las oficinas de la compañía en la calle Lagasca 26 de Madrid "ante la incertidumbre en el panorama socio-político en las últimas semanas en Cataluña y debido a la inseguridad jurídica". La filial española de este fabricante de soluciones para baterías de vehículos asegura que el traslado de domicilio no comporta movimiento de trabajadores.

Axa Seguros (11 de octubre). La filial en España de la multinacional francesa Axa cambió el domicilio social de las entidades Axa Vida y Axa Pensiones de Barcelona a Bilbao "por la necesidad de garantizar la seguridad jurídica y proteger los intereses de los clientes, mediadores, accionistas y empleados ante el contexto actual en Cataluña". La firma explicó que el cambio de domicilio social de estas entidades no tenía ninguna consecuencia en los productos y servicios de los clientes ni afecta a los empleados y distribuidores "ya que actividad continúa con normalidad".

Divina Pastora (11 de octubre). La aseguradora decidió centralizar sus negocios en Valencia, residencia de la aseguradora matriz, mediante el traslado del domicilio de sus filiales Clínica Terres de Ponent y Nova Quintàlia desde Barcelona a la capital valenciana. El grupo achacó esta aceleración del proceso a "la necesidad de salvaguardar los intereses del Grupo Divina Pastora ante la situación de inestabilidad política e inseguridad jurídica en Cataluña".

Idilia Foods (11 de octubre). La propietaria de marcas como Cola Cao, Nocilla y Okey trasladó su sede social de Barcelona a Valencia "ante la situación política actual". La empresa tenía su sede en Cataluña desde hace más de 70 años.

Applus (11 de octubre). El grupo de inspección, ensayos y certificación trasladó su sede social de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) al parque empresarial Las Mercedes de Madrid, donde están sus oficinas. La compañía justificó su decisión "para mantener la operativa normal de la compañía y con el fin de proteger sus intereses generales". Applus cuenta con 350 oficinas y laboratorios en más de 70 países.

Bimbo (11 de octubre). El grupo alimenticio mexicano trasladó el domicilio de las sociedades con sede en Cataluña hacia el Parque Empresarial Las Mercedes (Madrid), desde donde el grupo ya dirige la organización en Europa, África y Asia, con el objetivo de mantener "la seguridad jurídica necesaria para poder seguir trabajando con normalidad". La compañía, "que da trabajo a más de 6.000 personas", seguirá operando a través de sus oficinas y centros de producción en Cataluña, Andalucía, Aragón, Cantabria, Canarias, Castilla La Mancha, Castilla y León, Madrid y Comunidad Valenciana.

Planeta (10 de octubre). El Grupo Planeta trasladó su sede de Barcelona a Madrid tras la declaración de independencia (y posterior suspensión) en el Parlament por "la inseguridad jurídica que se produciría" en la empresa y para proteger "los intereses de sus accionistas, empleados y del proyecto empresarial". Planeta aseguró que el traslado del domicilio social no comportará movimiento de empleados. El anterior presidente de Planeta, José Manuel Lara Bosch, ya anunció en 2012 que si en Cataluña se declaraba la independencia, el grupo abandonaría esa comunidad.

Catalana Occidente (10 de octubre). La compañía aseguradora —presente en más de 50 países— se trasladó al Paseo de la Castellana, en Madrid, para "preservar los intereses de sus clientes, trabajadores, mediadores y accionistas", y operar en un marco de normalidad, estabilidad y seguridad jurídica y económica. La firma subrayó que el cambio "no implica el traslado de empleados, dado que el grupo cuenta con sedes corporativas y operativas en distintas ciudades españolas".

eDreams (10 de octubre). La mayor compañía de viajes online de Europa trasladó el domicilio social de sus filiales españolas a la calle madrileña López de Hoyos 35. "La decisión tiene como objetivo proteger los intereses de los clientes, accionistas y empleados de la entidad ante la actual inseguridad jurídica en Cataluña", dice un comunicado de la compañía, con sede en Luxemburgo, que tiene 18 millones de clientes en 44 países y cotiza en el mercado contínuo. La firma tiene una plantilla de 1.700 trabajadores, la mayoría en España. En la sede de Barcelona se emplea el 60% de la plantilla del grupo y en Madrid trabajan 70 ingenieros.

Grupo Indunkern (10 de octubre). Mudó su sede de El Prat de Llobregat (Barcelona) hacia Madrid "obligada" por la situación de "inseguridad jurídica que se derivaría de una posible declaración unilateral de independencia". Según la empresa, su objetivo era preservar la actividad normal de todas sus empresas y en beneficio de sus clientes, empleados, proveedores y accionistas. El grupo cuenta con filiales en 17 países, comercializa sus productos en más de 80 y creó en 2016 un total de 60 empleos en España, conformando una plantilla total de 1.696 profesionales. Está compuesto por la química Indukern, el laboratorio veterinario Calier y la farmacéutica Kern Pharma.

Sanantur (10 de octubre) La empresa referente del turismo de injertos capilares trasladó su sede de Tarragona a Málaga y asegura que lo hace de forma definitiva debido a "la incertidumbre política y social en Cataluña". Según la compañía, Málaga es "una de las plazas de primer orden en el turismo de salud", por lo que supone "el lugar idóneo para seguir desarrollando su actividad, sin sobresaltos ni contratiempos inesperados".

Colonial (9 de octubre). La inmobiliaria ha llevado sus sedes sociales de Barcelona a Madrid, concretamente al Paseo de la Castellana. Su presidente es Juan José Brugera, quien a su vez preside el Círculo de Economía, influyente lobby empresarial que ha hecho pública su "máxima preocupación" ante la situación actual en la comunidad catalana. La compañía cuenta con una cartera de oficinas prime de más de un millón de metros cuadrados y un valor de activos bajo gestión de más de 8.600 millones de euros.

Abertis (9 de octubre). La corporación dedicada a la gestión de autopistas e infraestructuras de comunicaciones acordó mudar su sede de Barcelona —donde estaba localizada desde la constitución de la sociedad en 2002— al Paseo de la Castellana, en Madrid, "en tanto se mantenga esta situación" y "con el fin de proteger los intereses generales". El cambio no afectó a aquellas sociedades del grupo que prestan servicios exclusivamente en Cataluña, según detalló la empresa a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cellnex (9 de octubre). El operador de infraestructuras de telecomunicaciones siguió la estela de su principal accionista, Abertis, y mudó su sede a Madrid. Su consejera independiente, Marieta del Rivero, remarcó que es "una solución provisional" y ha dejado abierta la posibilidad de volver "en el caso de que la certidumbre a todos los niveles vuelva a la comunidad".

San Miguel (9 de octubre). La cervecera, propiedad de Mahou, trasladó su domicilio social de Cataluña a Málaga —donde cuenta con un centro de producción desde 1966— para responder al "compromiso de garantizar la máxima seguridad jurídica para la compañía y sus profesionales en el desarrollo de su actividad".

Copasa (9 de octubre). La constructora orensana movió la sede de Pesa Medioambiente de San Cugat del Vallés a Santiago de Compostela "por la  inseguridad jurídica, financiera y normativa abierta en Cataluña", y para "garantizar el desarrollo de la actividad de la empresa en un marco estable y sin incertidumbres". La oficina se Sant Cugat  mantendrá su actividad y su plantilla.

Torraspapel (9 de octubre). El fabricante y distribuidor de papel mudó su domicilio social de Barcelona a Madrid "por la incertidumbre derivada por el actual contexto político catalán". Perteneciente al Grupo Lecta, facturó en 2016 un total de 766 millones y emplea a más de 1.900 trabajadores en sus cinco fábricas (Girona, Zaragoza, Motril, Soria y Navarra).

MRW (9 de octubre). El grupo de mensajería urgente decidió cambiar su sede de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a Valencia. La firma, propiedad de la familia Corrales, nació en 1977 y es actualmente una de las principales compañías españolas de transporte nacional e internacional.

DVD Dental (9 de octubre). La empresa de servicios a clínicas dentales, perteneciente al grupo francés FSH y con más de 120 empleados en España dejó su sede en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) por "la situación de desconcierto" y la "inseguridad jurídica" que vive Cataluña. La firma trasladó su sede a Madrid.

Trea Asset Management (9 de octubre). La gestora de fondos, con 5.000 millones en cartera, trasladó su sede de Barcelona a Madrid con el objetivo de proteger los intereses de sus clientes e inversores y para garantizar la permanencia de la compañía en la zona euro y bajo la supervisión de la CNMV.

MGS Seguros (9 de octubre). La aseguradora, que el año pasado facturó 273,7 millones en primas, mudó su sede de Barcelona a Zaragoza ante la "inseguridad jurídica" de una independencia en Cataluña.En los servicios centrales de la calle Entença de Barcelona trabajan unas 150 personas y ahora pasan a estar en el Paseo María Agustín de Zaragoza, donde hay 40. Más allá del traslado de la sede, no habrá movimiento de personal.

Gas Natural Fenosa (6 de octubre). Movió su sede social de Barcelona a Madrid "para mantener la operativa normal de la compañía y con el fin de proteger los intereses de la misma, de sus clientes, empleados, accionistas, acreedores y proveedores". La empresa mantiene en Barcelona sus servicios centrales —donde trabajan 1.100 personas— y aclaró que el traslado es "temporal" y "en tanto se mantenga esta situación", y que "no tendrá ninguna consecuencia laboral".  Gas Natural Fenosa surgió en 1843, bajo el nombre de Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas (SCAG), y fue la compañía encargada de llevar la luz a las calles y espacios públicos de Barcelona, ofreciendo así el primer servicio público implantado en la Ciudad Condal.

CaixaBank, Sabadell, Gas Natural Fenosa, Abertis o Colonial. También otras como Banco Mediolanum, Torraspapel, MRW, GVC Gaesco, Cervezas San Miguel, Trea Asset Management, Cellnex o Sociedad General de Aguas de Barcelona.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3156940/0/catalana-occidente-traslada-madrid-domicilio-social-crisis-cataluna/#xtor=AD-15&xts=467263

Aguas de Barcelona (7 de octubre). La Sociedad General de Aguas de Barcelona (Agbar) trasladó "de forma temporal" su sede social de Barcelona a Madrid "con el fin de preservar la seguridad jurídica de los inversionistas". La compañía está participada al 100 % por Suez Environnement España, empresa perteneciente al grupo francés Suez. De hecho, la multinacional gala ya trasladó hace dos años a Madrid su domicilio fiscal en España.

Lleida.net (7 de octubre). La compañía especializada en certificación y notificación electrónica movió de su sede en Lleida a sus oficinas de Madrid para reducir "riesgos", entre ellos "la posible pérdida del estatus de operador europeo, de las numeraciones de las certificaciones europeas obtenidas o en proceso de obtención, así como los cambios en las condiciones de los acuerdos de interconexión obtenidas al amparo de dicho estatus". La firma, que debutó en el Mercado Alternativo Bursátil en 2015, apuntó que el traslado de domicilio social no comporta movimientos de empleados.

Banco Mediolanum (6 de octubre). Trasladó su domicilio social de Barcelona a Valencia para garantizar los intereses de sus clientes, mantener la normalidad y asegurar "un marco estable" para el desarrollo de su actividad bajo la supervisión del BCE. El cambio de sede social no supondrá el traslado de los centros operativos del banco ni de sus empleados, que seguirán en la capital catalana. En Cataluña, la entidad aumentó un 6,6% el patrimonio gestionado en 2016, hasta los 1.329,8 millones, cifra que consolidó a esta comunidad a la cabeza en volumen gestionado y en clientes.

Arquia Banca (6 de octubre). La cooperativa de crédito —antigua Caja de Arquitectos— mudó su sede social de Barcelona a Madrid, donde cuenta ya con la dirección de Finanzas y de Banca Privada. Arquia, que cuenta con 25 oficinas, 119.000 clientes en España y logró un beneficio neto de 8,7 millones el año pasado. mantendrá su actual estructura operativa y de servicios, así como los empleados en sus actuales centros de trabajo.

Caixabank (6 de octubre). La entidad trasladó su sede social a Valencia dos días antes de la declaración de independencia —anunciada y suspendida en el Parlament— para "salvaguardar la seguridad jurídica y regulatoria consustancial al ejercicio de su actividad". Además, el banco buscó proteger los intereses de los clientes, accionistas y empleados, garantizando en todo momento los "depósitos de sus clientes" y su permanencia en la zona euro. El cambio no implica traslado de empleados. Poco después también se fueron Criteria CaixaHolding, SegurCaixa Adeslas y VidaCaixa.

Banco Sabadell (5 de octubre). La entidad financiera fue la primera del Ibex-35 que sacó su domicilio social de Cataluña. Se mudó a Alicante para  garantizarse seguir bajo el paraguas de supervisión del Banco Central Europeo (BCE). En cualquier caso, los servicios centrales del Sabadell siguen ubicados en Cataluña, donde el grupo cuenta con centros operativos en Barcelona y Sant Cugat del Vallès. También tiene oficinas corporativas en Madrid y en Alicante, ciudad en la que cuenta con su centro de datos o back up.

Dogi (5 de octubre). El grupo textil trasladó su domicilio social a Madrid cuatro días después del referéndum del 1-O. Fundada en 1954 por la familia Domènech, basó su decisión en que la empresa pretende "optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores".

Service Point (5 de octubre). La empresa de reprografía digital mudó su sede de Barcelona a la calle Salcedo de Madrid. La empresa está actualmente en manos de la británica Paragon y ha obtenido en el primer semestre del año un beneficio neto de 12.000 euros, un 95 % inferior al del mismo período del año anterior.

Eurona (5 de octubre). La operadora de telecomunicaciones trasladó su sede social de Barcelona a Rivas-Vaciamadrid (Madrid). La firma destacó que el cambio de sede la permitiría "estrechar el contacto" con los inversores e impulsar su estrategia internacional para ganar peso fuera de España.

Proclinic (5 de octubre). Es una compañía que factura alrededor de 100 millones anuales y distribuye productos odontológicos a clínicas y laboratorios dentales. Contaba con un importante centro logístico en Zaragoza, su nueva sede a partir de ahora. Hasta su traslado tenía su sede en Hospitalet de Llobregat. 

Oryzon Genomics (4 de octubre). La empresa biotecnológica trasladó su domicilio social de Cornellá de Llobregat (Barcelona) a la Carrera de San Jerónimo, en Madrid, para "optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores". Oryzon tomó la decisión apenas dos días después del referéndum del 1-O. La biotecnológica siempre había mantenido su sede en territorio barcelonés desde que se fundó en el año 2000.

... y las que se lo están pensando

Freixenet. El grupo vitivinícola decidirá a finales de este mes si sigue en Cataluña y ha pedido a los dirigentes catalanes que sigan en el ciclo positivo de la economía que hay actualmente y no lo perturben. Su presidente (y de la Cámara de Comercio de España), José Luis Bonet, ha indicado que ha convocado un consejo de administración para final de mes en el que "este tema está encima de la mesa".

Lidl. El grupo alemán de la distribución alimenticia ya ha anunciado que tomaría las "medidas necesarias" en caso de una proclamación de independencia, pero no "mientras no se modifique el actual ordenamiento jurídico". Lidl Supermercados desembarcó en España en 1994 con la apertura de su primera tienda en Lleida (Cataluña) y en la actualidad cuenta con más de 540 tiendas y 12.500 trabajadores.

Seat. La empresa automovilística perteneciente al grupo alemán Volkswagen aún no ha tomado una decisión, pero el lunes 16 de octubre anunció que retrasa el anuncio del nombre de su tercer SUV, que saldrá al mercado a finales de 2018, por la situación política en Cataluña.

Renta Corporación. El grupo inmobiliario asegura que están "preparados para para tomar de forma ágil las decisiones oportunas, preservar los intereses de los accionistas, inversores y trabajadores". Tiene la sede en Barcelona pero cuenta con oficinas en Madrid y cotiza en Bolsa desde 2006.