20MINUTOS.ES

  • Lamora Williams, de 24 años, encendió el electrodoméstico con los dos niños.
  • Fue el padre quien avisó a la Policía al ver los cadáveres.

Policía frente a la casa del contagiado

Una joven de Atalanta (EE UU) ha sido acusada de asesinato después de la muerte de sus dos hijos pequeños, a los que supuestamente introdujo en el horno durante horas, tal como recoge Channel 2.

Lamora Williams, de 24 años, fue detenida en su domicilio y en un primer momento aseguró que había dejado a los niños con un pariente. La Policía descartó esa versión y sostiene que la madre metió a ambos en el horno y lo encendió, dado que los cuerpos presentaban quemaduras.

El padre de los fallecidos, Jameel Penn, contó a los agentes que Williams le había avisado por teléfono de que los niños estaban muertos y que fue él mismo quien avisó a la Policía al ver los cadáveres en el suelo.

Asimismo, la hermana de la detenida confirmó que durante un tiempo tuvo tendencias suicidas. "Ahora lo hemos perdido todo", lamentaron los familiares al conocer la terrible noticia.